• Jose, vídeo análisis.

    • Cruce del brazo sobre el eje longitudinal.
    • Orientación de la mano horizontal, en vez de vertical

    • Rolido excesivo que dificulta agarre y mantener el cuadrante delantero.
    • Mirada al frente por no llevar el cuello relajado.

    • Los desequilibrios anteriormente mencionados son compensados con excesivos movimientos de piernas que nos dificulta mantener el patrón cruzado.
    • En el recobro los codos suben muy verticales provocando desequilibrios.